Cultivo en tierra


En el cultivo de Marihuana la planta necesita agua y un suelo fértil donde poder desarrollarse correctamente, si se cultiva en maceta resulta difícil ajustar el riego sin quedarse corto o pasarse, y el suelo puede presentar carencia de nutrientes según avanza el cultivo. Para evitar esto es necesario un sustrato que aporte cantidades suficientes de agua y nutrientes. A pesar de ser fértil un sustrato, las plantas agotaran la mayoría de los nutrientes, al cabo de unas tres semanas y habrá que reponerlos con abonos líquidos semanalmente, en Growshop Whole Green puedes encontrar fertilizantes.

para todas las fases de crecimiento de Advanced Nutrients, Atami , Biocana, Biobizz, Canna, Hesi, General Hydroponics, Technaflora y Trabe,  así como con materia orgánica solida como por ejemplo humus de lombriz en fase de crecimiento y guano en fase de floración.

Maceta blanco cultivo Cannabis Las macetas blancas son ideales para un cultivo de Marihauna exterior de temporada al absorber menos calor que las macetas negras, que en cambio son ideales para cultivo en exterior en climas que permitan realizar un cultivo en invierno. Si la temperatura de la tierra sube de 40ºC, las raíces pueden sufrir daños y parte de los nutrientes que existan en el sustrato dejan de estar disponibles para ser absorbidas por el sistema radicular.

Si el cultivo de Marihuana  se realiza sobre suelo, la planta se desarrolla mejor en suelos ligeros y mullidos ricos en materias nutrientes, pero el suelo demasiado ligero carece de los nutrientes suficientes y drena en exceso. Es necesario llegar a un equilibrio del suelo ya que la materia orgánica es fundamental para un buen crecimiento.

El método mas conveniente y menos duro de preparar el terreno sobre el que plantar es por medio de bancales o bien en superficies elevadas entre 25 y 50 cm, mezclando la tierra existente con compost o tierras preparadas, materia orgánica como humus de lombriz, vermiculita en un 25% aproximadamente que favorecerá el esponjamiento de la tierra y la retención de humedad y arlita en un 5% que favorece el drenaje.

También puede ser positivo plantar entremezclando alguna hortaliza o planta aromática que alberguen la fauna útil de la zona. Se ha podido comprobar que cada sistema radical de una especie determinada penetra en el suelo de una manera diferente así como la manera de absorber los nutrientes disponibles, favoreciéndose entre las distintas especies.