FÓSFORO


Características

La planta alcanza sus niveles de Fósforo más altos durante las fases de germinación,
clonación y floración. Este elemento es esencial en la fotosíntesis por lo que se asocia al
vigor general, a la producción de la resina y a la formación de cogollos. Además es un
estimulante del desarrollo de las raíces de la planta.


Carencia

Carencia_fosforo.jpg

Los efectos de esta deficiencia producen retraso en el desarrollo de las hojas, y un
menor tamaño de estas. También cambian de color a un tono verde azulado, y aparecen
manchas. Los pecíolos y nervios de las hojas enrojecen. La punta de las hojas más
viejas se rizan hacia abajo y oscurecen. Según se va desarrollando la carencia, aparecen
grandes zonas necróticas de color negro púrpura. Después, adquieren un tono púrpura
bronceado, se secan y arrugan mientras se van retorciendo, y por último caen. Además,
una carencia de Fósforo produce una floración tardía y deficiente y una maduración más
tardía del cogollo. Suelen darse estos casos cuando el pH del cultivo supera el 7.0, lo
que provoca que el Fósforo no este disponible para las plantas, haciendo necesario un
abonado asimilable para las plantas.


Exceso

Alcanzar un exceso de Fósforo es complicado, ya que es un elemento que no se retiene
en el suelo con facilidad y que es fácilmente lavable. Además, es un nutriente que la
marihuana demanda ducho durante su ciclo de vida. Afecta a la planta impidiéndole
absorber nutrientes como el Zinc, Cobre, Calcio…


Tratamientos

Para arreglar una falta de Fósforo, debemos corregir el nivel de pH, con lo que
facilitamos a la planta la absorción de este elemento. También podemos utilizar
Mononutriente de Fósforo. Otra alternativa, es aplicar Guano de murciélago, ya que es
áltamente rico en este elemento.
Si lo que queremos es corregir un exceso, debemos realizar un lavado de raíces.