Nitrógeno


Características

El Nitrógeno es usado por las plantas durante su crecimiento vegetativo, de ahí que los
abonos de crecimiento contengan altas concentraciones de este elemento, y los abonos
de floración una inferior concentración. Su principal función es estimular el crecimiento
de la planta y favorece la multiplicación de las células que conforman tallos y hojas. El
Nitrógeno es esencial para la fotosíntesis. Este elemento, es arrastrado por el agua de
riego con cierta facilidad, por lo que debe reaplicarse frecuéntemente.

Carencia

carencia_nitrogeno.jpg

info sobre carencias de nuestra amiga.(Muy util).

Las plantas deficientes en Nitrógeno presentan un crecimiento mas lento y tienden a
atrofiarse, y la zona entre los nervios de las hojas inferiores (las más viejas) presentan
un color verde-amarillento, mientras que los nervios mantienen el color verde. Según va
extendiéndose más y más, las hojas amarillean, y puede acabar con la muerte y caída de
estas. Además una deficiencia hace que la planta sea más vulnerable a plagas, sequía y
enfermedades.


Exceso

sobre_fetilizacion_nitrogeno.jpg

La sobredosis se refleja en un cambio del color de las hojas completas, oscureciéndose
progresivamente. Se vuelve más susceptible al estrés de todo tipo, y los ataques de
insectos y hongos también le afectan en mayor medida. El tallo se debilita, y la entrada
de agua se reduce. En casos más graves, las hojas toman un color marrón, se secan y
caen. También puede afectar a la raíz, haciendo que éstas se desarrollen despacio y se
oscurezcan. Se producen muy pocas flores y muchas hojas. Un exceso provoca
bloqueos de elementos como el Fósforo, Potasio y Cobre entre otros.

Tratamientos

Para combatir la deficiencia o carencia, podemos utilizar un Mononutriente de
Nitrógeno. Los efectos de la recuperación se notarán tras 4 o 5 días. Otra posibilidad, es
utilizar el guano de aves (guano de pingüino), que es muy rico en Nitrógeno. Para tratar
una sobredosis, lo que debemos realizar es un lavado de raíces, y aplicar sólo agua
durante una semana, para que la planta asimile el exceso de nutriente de las hojas.