Multiplicación por esquejes

Consiste en la obtención de plantas genéticamente iguales a partir de una planta madre, a los productos se les llama también clones.
Estos clones serán de la misma calidad, variedad, sexo e incluso serán igualmente susceptibles a sufrir el mismo tipo de enfermedades que la planta madre.

Los esquejes se tomarán en el período de crecimiento y con un tamaño aproximado de unos 7,5 cm. Para separarlos de la planta se ha de hacer mediante un corte limpio para que la planta sane lo más rápidamente posible.
En estos brotes se realiza un corte en el tallo a 45º, y se eliminan las hojas inferiores.

Puede ser aconsejable recortarles las puntas al resto de las hojas con el fin de disminuir la transpiración (pérdida de agua).
Finalmente, el tallo se sumerge en una solución de hormonasenraizantes (ejemplo: clonex), y se coloca en lana de roca o en un semillero con turba.

Transcurridos 10 o 15 días manteniendo unas condiciones de temperatura y humedad óptimas (25 ºC y 80-85%) estos esquejes habrán creado un buen sistema radicular y estarán listos para su transplante.



Foto 1 – Para garantizar el éxito al cortar los esquejes, usaremos un bisturí. Nunca tijeras porque dañan el tallo.

Foto 2 – De la rama que se ve arriba, corta los esquejes que quieras. De la planta madre se pueden cortar hasta 50 esquejes de las
ramas inferiores. Al principio corta el doble de los que tengas pensados plantar.

Foto 3 – Ahora se recortan las hojas con unas tijeras. Con esto el esqueje necesitará absorber menos agua.

Foto 4 – Los 2 ó 3 cm inferiores del tallo se sumergen, brevemente, en agua para que las hormonas de enraizamiento se adhieran mejor.

Foto 5 – Luego se mete la parte húmeda en las hormonas (clonex por ejemplo). Sin esa hormona, el enraizamiento del esqueje podría ser problemático.

Foto 6 – A continuación, se pueden plantar los pequeños esquejes en los semilleros de turba preparados.

Extraído del libro I LOVE IT de Michael D. Meredith